Casas de acogida publicar servicio /

Casas de acogida

Ser casa de acogida es una de las mejores formas de ayudar a los animales. Si estás pensando si quieres adoptar a un animal, no sabes si va a estar bien, ser casa de acogida es lo que debes hacer. Muchas protectoras funcionan exclusivamente con casas de acogida. Otras protectoras se nutren de la ayuda que supone ser casa de acogida, porque tener un hotel o un albergue es un coste considerable. Si te haces casa de acogida probablemente la protectora para la que colabores te ayude con los gastos de veterinarios, te guie, etc..

¿Te animas? Muchas casas de acogida acaban adoptando a los animales que acogen, porque acaban queriendo tanto a los animales que tienen en acogida que luego se convierten en adoptantes finales. Es una gran forma de ayudar, sin el compromiso que supone adoptar a un animal. También es una forma de saber las implicaciones que tiene para tu familia el adoptar a un animal.